Entradas

Las nuevas lógicas

Imagen
//// Nota: este post se desvía un poco del proceso creativo en sí, pero nace de reflexiones que el proceso saca a la luz. Tiene aires de manifiesto, de charla en un bar con un vino tinto acabándose. Y para colmo, es un texto que escribí hace varios días, y recién ahora tengo el tiempo de publicar. //// Las semanas de ensayos junto a Alexandre estuvieron repletas de trabajo, pero también de almuerzos y conversaciones en las que pocas veces logramos salir del tópico Sombra. Así las pasiones. Cuando unx se apasiona por una rareza, encontrar a otrx freak que se apasione por lo mismo es oro. Así me pasa con lxs colegxs sombristas. Lxs atesoro. Muchas veces hablando de las formas de producción me encontré repitiendo la misma frase: tenemos que crear nuevas lógicas. Soy afortunada. Inmensamente rica aunque no sepa con qué pagar la renta. Trabajo de algo que me apasiona. Esta riqueza también la siento como una responsabilidad. No me gusta el estado del mundo. No me simpatiza el capitalismo

Dejando que Fin hable

Imagen
Hace casi dos semanas llegó Alexandre y en 11 días le dimos forma a Fin. Nos dedicamos a escuchar las sombras, como dice él. Es difícil de resumir. Terremoto creativo el que aconteció entre las paredes de CheLA. Fin tomó forma, guión de acciones, imágenes, sonido. Late. Respira. (me) impresiona. Este encuentro creativo tiene mucho de pandémico, y así fue que trabajamos casi dos años solo de forma virtual, para encontrarnos estos días en Buenos Aires por primera vez. Portuñol mediante logramos entendernos y entender a esta criatura que habla de los recuerdos, la vejez y la finitud -o no-. A. insiste: nada puede ser una mera acción mecánica, cada movimiento es escena y así debemos incluirlo. No puedo caminar porque la otra escena me pide estar en un lugar distinto. Así de simple. Si vamos, la escena va. Si detenemos la escena para acomodar, esta se cae. Respetar esto como un mantra. Probar las mecánicas una y otra vez. Aunque las rodillas duelan y las rodilleras ya no sean una opci

DESEMBARCO

Imagen
Llegamos a cheLA. Armamos la pantalla. La vimos junto a los títeres y las fotos. Todo cobró sentido. Empecé a reír.  No pudimos evitar jugar un poquito, era muy tentador tener un juguete tan soñado. Tantas semanas de trabajo intenso de repente se hicieron livianas, como una garza. Y reímos. Magui acompaña con energía, sensibilidad y entusiasmo. Nos reímos de cualquier cosa, porque esto empezó a volverse mágico. Hace un montón de frío, y sabemos que tenemos poco tiempo, pero vamos despacio y riendo, porque es todo muy hermoso. Algo que nació como una idea hace unos años, hoy tiene cuerpo. La materia y su potencia para invocar. "Fin" comienza a ser tangible. Y poderosa. "Fin" es fuerte, intensa. Escorpiana, le dirán algunxs. Y bueno, qué se le va a hacer.  El lunes Alexandre baja de un avión para que encontremos cómo se narra esta historia, y quiénes somos cuando estamos allí. Intento no spoilear con imágenes más reveladoras hasta el próximo post...   Seguimos. Reímos

Donde todo converge

Imagen
En dos semanas llega Alexandre y comenzamos los ensayos. El tiempo se ha acelerado. Hay muchas manos dialogando con los materiales en este momento; luminarias en proceso, la tela de la pantalla tomando su forma y su color, la estructura que ya está lista, las figuras haciéndose fuerte a base de papel de diario y pegamento blanco, las fotos en la compu… todo está en marcha, igual que el tiempo. Esta sensación de vértigo se sostiene en las manos de todxs lxs realizadorxs que participan y en la esperanza: ya pronto se viene lo más divertido. El taller de Cristian donde hizo la estructura de la pantalla en aluminio y hierro. Pantalla desarmada. Telas que comunican. Garza adaptándose a la sombra. Patas de aves como bases. Calar hasta que las manos duelan. Cartapesta paciente. Hay algo mágico en este proceso que empieza a fundirse con el cotidiano. Preguntar sobre la muerte y sobre los recuerdos no es tan así nomás, tiene implicancias que me modifican. Este dispositivo acaso intente ser co

Los cimientos

Imagen
Este es el mes de la construcción, de la materia. Para jugar con lo que no se toca, necesitamos tener cosas tangibles. Como objetos rituales con los que convocar a las diosas, la sombra necesita sus pocos y preciados elementos para acudir a nuestro espacio de juego sagrado. Una pantalla, su estructura y su tela, unas luminarias, unas figuras. Cada decisión de construcción se refleja en la idea y viceversa. Hoy lo creativo está en los alambres, en los tubos, las telas, los cables, el cartón. El material nos auxilia. Lxs humanxs lo soñamos y le damos forma. El equipo se agranda, y cada lugar se ocupa por la persona perfecta, como un rompecabezas que ya estaba diseñado pero no lo sabíamos. Continuamos. Sonia Mediodía en la estadía porteña

Un tornado

Imagen
Hay muchos frentes al mismo tiempo, y en cada uno de ellos miles de preguntas. En el tornado me toca el lugar de eje, y mientras no dejo de girar, veo a cada unx de lxs que están sumidxs en este caos, y a cada pequeña fracción del giro una decisión, una agenda de tiempo, un tratar de entenderse. El proceso creativo es orgánico, y no entra en hojas cuadriculadas a veces. ¿Qué pasó desde el último post?  Experimentamos dos veces con Magui en la pantalla. Nos asustamos con algunas dificultades, y se resolvieron solo dejándolas decantar. Encontramos la belleza de la sombra, un bypass poético para seguir. Nos preguntamos por los ángulos, las distancias. Empezamos a ver la posición que ocuparé como sombrista. La exigencia física que puede traer aparejada. Los tiempos. Las posibilidades del retroproyector, su presencia en Fin. Con Gabi avanzamos en los diseños de los personajes , para empezar la próxima semana la construcción de prototipos que los validen y/o cuestionen. Empezamos a v

Una casita

Imagen
Hoy hicimos una casita de tela. Así como suena, así se ve. El proceso comenzó hace unos días, cuando fui a buscar una herencia de telas viejas -que saben más de lo que cuentan- a casa de una amiga. Bordados, texturas, manchas. Las lavé, se secaron con el sol porteño y se arrugaron esperando a hoy. Hoy vino Magui (Magdalena Ciucci) que estará acompañando el proceso de “Fin” en Buenos Aires. Se subió a la escalera, unas pinzas en las molduras, unos clavos, un hilo plástico rojo, broches de ropa… y las telas. Armamos una casita, una casita para jugar, como cuando era niña. En esta casita/pantalla vamos a experimentar en la próxima semana, probando las posibilidades del montaje antes de pasar a construir. En esta casita vamos a jugar. Miro esta parte de la casa y me da risa. Por un momento pensé que “Fin” sería una obra seria, grande, con recursos. Pero la esencia siempre sale y acá estoy, conviviendo con esta casita dentro de la casa, mirándome. Una invitación constante a jugar, a no